domingo, abril 12, 2009

¿A dónde debo ir?

Si te encuentro furiosa besando al dolor.
Y mis palabras se hunden profundas en la mentira de la realidad.
No escuchas mi dolor.
No huyas de mi espanto.
Ni mis destellos azules de madrugada.

Tu susurro me rapta del olvido,
y leo en tu mirada
el réquiem de lo irresoluto.
A donde debo ir.

Mientras la duérmela vigilia de mis ojos
de muestran el rumbo desconocido.
Un vacio maldito atormentó el silencio desnudo.

Salto la rayuela de tu voluntad
y no pude llegar al cielo,
la valentía circula por tus venas
al ritmo misterioso de la vida en un vaso de ron.

Y todo fue,
Pasó…
Nunca volvió.
Me escondieron la imaginación.

De chiquitito sabia que por ese árbol
Algún dia llegaría a las estrellas…
a tus estrellas...
y ahí sí,
entendí
Adonde ir.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

yo también quiero ir...

Sil dijo...

muy conmovedor

Gastón dijo...

Buenaventura, la valentía circula por tus venas
al ritmo misterioso de la vida en un vaso de ron.
Que así sea