domingo, noviembre 22, 2009

No hay...


No hay derechos

No hay respetos…

No hay unión…

Sin libertad,

Sin compasión…

Dónde iremos a parar…

A donde voy por ellos.

de qué sirve el altruismo y mi pasión…

si el plomo te espera a la vuelta de la esquina…

Sin rencor y sin temor

por la sucia moneda

me quema el valor de la memoria

me angustia el dolor sin respeto…

odio furioso a los obsecuentes de turno,

sin turnos…

Furia en las calles,

en las plazas,

en los subtes…

Que condena insólita debemos cumplir…?

En este mundo inmundo.

Y los libros donde fueron

a parar...

Abundan las pastillas de colores.

Y la primavera en tu sonrisa?

Siento el dolor a cada paso,

en cada mirada

en cada salida del sol…

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Que grande buenaventura, un reflejo digno de lo que se vive hoy en día. Saludos cordiales.

LUCAS dijo...

Esas oraciones son la mirada de esta vida cotidiana,gracias por el viaje ala bitacora!!!!

Pablo tu Tio dijo...

Feliz de Aquel que pregona su ideal, pero no hay que dejar de mirar lo hermoso que también tiene la vida, momentos, aromas, sonidos.
Gracias por tu sensibilidad a las cosas sutiles.

Ascaso dijo...

Un sueño sin retorno y sin recuerdo.

Buenaventura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Buenaventura dijo...

Eternamente agradecido por el convite de tan maravillosos comentarios.
Ellos alimentan de manera sustancial a que nuestra bitacora, siga creciendo, siga girando.
No olviden jamas, que esta bitacora esta hecha por todos ustedes.
Salud !!

Suela dijo...

Qué lindas palabras!

Sos un groso.

Que vivan las utopías! ¿Para qué vivimos sino es para alcanzar algo inalcanzable para el bien común?

Abrazo fraterno