domingo, julio 11, 2010

Laberinto diez siséis: Para ustedes...

La vida otra vez no puso cerca.
Con su fuerza, con su repertorio de recuerdos. Con su pureza.
Otra vez de viaje por el mejor de los mundos.
Vibrante y con pulsion de arrebato final.
inspirados por el curso fraternal de una vida llena de magia...
Estábamos allí, unidos por la vieja y conocida armonía de tantas noches de desvelos.
Paraisos de sierras envolvieron nuestras inquietudes. Entre respiraciones cortadas, vinos de muy buena clase, y polvo mágico del amanecer… seguíamos ahí buceando en el ritual de los recuerdos...

Luces y sombras de amor puro. De vividas vividas. Uno ensayaba risas frente al espejo, el otro olía las profundidades y riquezas que le obsequiaba aquel ultimo vino compañero... y yo, contemplaba melancólico, la paz que reinaba sobre aquella velada.

Las armas que ahora estaban en el exilio parecían estar presentes. No hubo espacio para el olvido. Fue una comunión de hombres nobles con necesidad de vivir. Vivirse otra vez.

Viejos y conocidos amigos de la libertad pura, sin contaminación. Estaban todos presentes, como en los viejos tiempos... estaban los pimerians, los punteros de la vagancia, el zurdo, poison charles y hasta la lela del pompón... estaba The Clash.

Unidos por el mismo espanto. La misma emoción. La misma cofradía. Rufianes del buen humor. Verdugos de la luna llena. Elegantes por definición.


1 comentario:

hernancapoeria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.