martes, agosto 03, 2010

Realidad

En un tiempo donde nada esperaba todo sucede de forma inesperada.
Tratando de estar despierto.
Caminando por los recuerdos.
No queriendo dormir.
Ya hace mucho tiempo.
Es muy veloz
intentando buscar las palabras adecuadas...
No queriendo perder la noción del maldito tiempo
Cuando había creído haber superado volví a ver que algo nace...
Nuevamente se pierde por la forma de hacerlo.
No queriendo abandonar el pozo.
Vuelvo a empezar.
Arrancando todo de nuevo
Hasta que apareció.
Ese bendito camino de estrellas lejano e inesperado
Con un final que se olvido de ser final
Descubriendo lo que habita en nosotros
Quiero ocultarme una vez mas
Hay viejos sitios que vuelvo a visitar
Desear juntos.
Llegaste por mi sin pedirlo
en mi mundo lejano
siempre se puede elegir.
Desesperados por encontrarnos...


Diego Padilla

6 comentarios:

Milenio Group dijo...

La felicidad es un trayecto, no un destino.

Nos convencemos a nosotros mismos de que la vida será mejor después de casarnos, después de tener un hijo, y entonces después de tener otro.
Entonces nos sentimos frustrados de que los hijos no son lo suficientemente grandes y que seremos felices cuando lo sean. Después de eso nos frustramos por que son adolescentes (difíciles de
tratar). Ciertamente seremos más felices cuando salgan de esa etapa.
Nos decimos que nuestra vida estará completa cuando a nuestro esposo o
esposa le vaya mejor, cuando tengamos un mejor auto o una mejor casa, cuando
nos podamos ir de vacaciones, cuando estemos retirados...
La verdad es que no hay mejor momento para ser felices que AHORA. Si no es
ahora? , Cuando? Tu vida siempre estará llena de retos. Es mejor admitirlos
y decidir ser felices de todas formas. Una de mis frases favorita es de Souza, dijo: "Por largo tiempo parecía para
mí que la vida estaba a punto de comenzar, la vida de verdad. Pero siempre
había un obstáculo en el camino, algo que resolver primero, algún asunto sin
terminar, tiempo por pasar, una deuda que pagar, entonces la vida
comenzaría. Hasta que me dí cuenta que esos obstáculos eran mi vida.
Esta perspectiva me ha ayudado a ver que no hay un camino a la felicidad. la felicidad es el camino.
Así que atesora cada momento que tienes, y atesóralo más cuando lo
compartiste con "alguien especial", lo suficientemente especial para compartir tu tiempo, y recuerda que el tiempo no espera por nadie...
Así que deja de esperar hasta que termines la escuela, hasta que vuelvas a
la escuela, hasta que bajes 10 kilos, hasta que tus hijos se vayan de casa,
hasta que te cases, hasta que te divorcies, hasta el viernes por la noche,
hasta el domingo por la mañana, hasta la primavera, hasta el verano, o hasta
que mueras, para decidir que no hay mejor momento que este para ser feliz...
La felicidad es un trayecto, no un destino.
Pensamiento para la vida: Trabaja como si NO necesitaras dinero, Ama como si
nunca te hubieran herido, y baila como si NADIE te estuviera viendo...

Milenio Group dijo...

te invito a que descargues los 4 acuerdos toltecas, filosofia de vida maya
http://mileniogroup.net/descargas

Buenaventura dijo...

Muchísimas gracias por tu hermoso comentario. Es enriquecedor.
Me quedo con la ultima frase... "baila como si nadie te estuviera viendo" sencillamente genial.
Brindo para que la felicidad siga este trayecto.

cascarito dijo...

El anhelo de felicidad, muchas veces se convierte en el mapa de un tesoro inexistente, zanahoria inalcanzable... Mapa al fin, eficaz guía de las frustaciones heredadas...
Es en el ignorado desecho visceral y primario de los cuerpos sin alma, donde brilla la luz más pura y reconfortante.

cascarito dijo...

Vaa pimeuriann, en su inexorable búsqueda de la felicidad, basada en la interpretación de la corriente filosófica lelapompianista/zartariana...

Luciana dijo...

Mi REALIDAD!....