lunes, noviembre 22, 2010

Significación de la comunicación poética

La poesía representa el esfuerzo más grande del hombre por comunicarse.
Cuanto más honda, más humana, intente ser esa comunicación, tanto más oscura aparecerá la poesía, al distanciarse del lenguaje convencional, cuya exclusiva función es de instrumento para las necesidades de la vida practica.
El poeta quiere comunicarse con ese desconocido que se llama lector. ¿pero es solamente un mensaje lo que envía? No, es necesario que ese mensaje surja de la colaboración del lector con el poeta.

Hemos visto la actitud de muchos poetas ante los lectores. Pero a pesar de sus declaraciones evidentes en cada letra, verso o estrofa, los poetas de genio duro, escriben indefectiblemente para ellos mismos.
Por ello urge la necesidad de encontrar una obra, que tenga más en cuenta al lector, no para convencerlo, sino para entablar con él una lucha, crearle trampas, burlarse de él, y usar todos los medios para convertirlo en un rival digno o para alejarlo derrotado pero con la certeza precisa de que se intento el intercambio.

En definitiva, toda verdadera poesía es una lucha con el lector, y la poesía solo se entrega tras esa lucha: ese es el momento en que se entabla el verdadero dialogo entre el creador y el receptor de la obra de arte; hay un intercambio de interrogaciones: la obra interroga al lector y éste a su vez interroga a la obra. solo cuando se produce este intercambio vivo entre creador y su interlocutor, la obra de arte, cualquiera fuese, ha cumplido su misión.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Debo decirte, Buenaventura, que es muy interesante e increíble lo que nos pretendés comunicar en esta explicación. Estuvieron muy bien cuidadas tus palabras; nada de lo expresado fue al azar, voy a decirte que dejaste bien en claro lo que busca el poeta para su lector y/u oyente. Un gran saludo.

Ramiro dijo...

Coincido, y aplicable a todas las artes. Sin audiencia, lector, espectador, oyente o sin ese ultimo eslabón, la obra no existe, no es, el circulo no cierra. Abz.