domingo, mayo 15, 2011

De cara al cielo.

Para muchos la realidad paso inadvertida. Todo fue veloz, insoportable por momentos, sin fin en otros, delicada, y poca piadosa.
Heroico fue el punto final
La meta fue inexpugnable hasta para el más atrevido.
Las imágenes, en medio, de un otoño por demas encantador, colorido y destellante tenían olor a huella de vivido...
Valen y sus ojos brillaban, sus manos hablaban por si solas, se movían como una caricia al cielo de todos los cielos... Y vos, él y yo allí... expectantes.
La cita era otra vez, un domingo por la tarde, con algo de frío pero mucho calor en las venas... Éramos los mismos de siempre y algún pequeño más...
Otras vez más y van... los ricos contra los pobres, los grandes impolutos contra los pequeños aventurados, los que lo tuvieron todo contra los que poco tienen... eran los millones contra la honradez del corazón... en fin estábamos otra vez ahí, unidos por la misma pasión, el mismo color.. la misma hidalguía y la misma desfachatez... con los mismos sufrimientos de siempre.
Era a todo o nada...las impiadosas circunstancias asi lo dictaban...
Nada, era muy poco y todo, era lo que fuimos a buscar, si, con la misma pasion, con la misma locura de siempre...Siempre
El hecho estaba ya consumado y la magia por fin se apodero de la realidad y el abrazo de nuestro corazones...
Y en medio de aquel cielo monumental, cayo la noche sobre nuestro mundo...
Y unidos en un grito infernal, suavemente desparramados sobre aquel suelo, quedamos como por arte de magia de cara al cielo, a ese cielo que ya nos podía esperar...
allí fue, como al fin, pude ver otra vez los ojitos del enano de mi corazon chisporrotear alborotados haciendo más real aun lo maravillosamente vivido...

1 comentario:

EU dijo...

Quién dice que el arte solo encuentra tierra fértil en el dolor, no?