domingo, marzo 24, 2013

Llorar, no olvidar...


Llorar
confiado sin fé, sin vergüenza,
llorar los recuerdos
abrir la boca, 
llorar bien fuerte
con entusiasmo, con furia y rebeldía,
escupir el dolor del bajo vientre
escupir el ayer bien lejos
llorarlo hoy, recordando todo
así no entra NUNCA MAS.
Llorar soñando
en nosotros dos,
llorar por los parecidos
los aparecidos
y los desaparecidos. Siempre. Presentes.

Llorar aquellos tiempos de espanto.
Hoy
sus huellas son camino
ya no nacen del olvido.
Son venas rotas,
que el viento no borra,
se hacen torbellino,
en mi pecho hinchado.
Hijos lloren pero nunca olviden.

Llorar porque no estamos muertos
un rato antes de partir...

2 comentarios:

lisandro popowski dijo...

algo oscura...... pero es verdad nunca hay que olvidar.

lisandro popowski dijo...

oscura..... pero es verdad, nunca uno tiene que olvidar