domingo, abril 21, 2013

Laberinto treinta: Inténtalo. Siempre.


Existen varias manifestaciones de la pena.
Cuando hay dolencias, pérdidas, falta de contención, caricias y sonrisas. Cuando hay falta de amor.
Pero la pena aqueja de manera feroz cuando hay amor y no se intenta. No se intenta por miedo a ser feliz. 
Esa pena domina. Insulta y paraliza y el fracaso es el único camino posible. 
El amor no debe ser pena. Debe ser amor. Y para qué sea, se debe intentar. Siempre. 
Debe ser una hermosa equivocación.
La pena sanará indefectiblemente solo cuando se haya intentado verdaderamente, sin importar el resultado. 
Y en ese mismo instante es, donde se producirá la revelación necesaria para poder seguir.
Intentar, es construir. A pesar del dolor. Crecer también es dolor. A pesar de intentar.

Intentarlo con el alma. Intentarlo ante el olvido. Intentarlo todo. Aunque todo esfuerzo no se vea. Aunque quemen los ojos de tanto llorar. Aunque la soledad vibre en cada lagrima que cae.
El tiempo surca cada herida en el corazón, pero también, en algún punto la sanará. En el propio transitar está guardado el secreto de como seguir, aunque esa pena, quizás, ya no valga.

Tal vez, sientas que tu corazón esta muy agitado, entonces continua. El se mueve por esos impulsos. Siguelo. Ese es el camino correcto.
Los muros que se levantaron ante corazones agitados. Con el tiempo. Terminaron por derribarse. 
 
Cuando la libertad de amar esta por sobre todo amanecer. Por sobre toda contrariedad. 
Por sobre todo desvelo. Pues AMAS. Con mayúsculas. Sin dudas.
No intentes detenerte ni que te detengan. 
El amor es un bien preciado. Me dijo, una vez, un amigo que sigue amanando por ahí... 
No lo abandones. No lo resignes. Tampoco lo esperes. Desespera.
Contempla su rebeldía. Su arte. Su fuego. 
Eso si, puedes legitimarlo ante cada estrella que atraviesa cada una de tus noches eternas. Solo ellas en su propio silencio luminoso, entenderán a la perfección de que estas hablando.

- ¿Lo intentaste? - Si.
- ¿Lo intestaste todo? - Siento qué sí
- ¿Duele? - Sí.
- Entonces sigue intentándolo. Hasta que verdaderamente sane.

4 comentarios:

lisandro popowski dijo...

a veces da tanta vergüenza poder decirlo, expresarlo..........

LIdia Fernandez dijo...

Me gusta tu blog, su estilo directo, sentido, profundo, y las hermosas fotos.

Anónimo dijo...

Amar...intentar. ..y no quedarse en el intento.
Amar a pesar. ..
Amarnos para poder amar

Mariela Vecino Trias dijo...

Fascinante. Felicitaciones.